Sucesos

Acusan de fraude al hombre que se sometió a cirugía de cambio de sexo para evitar castigo por abuso.

24views

Mientras sus empleados trabajaban sin recibir salario, José María viajaba con su novia rumana a destinos como Punta Cana, París o Londres, y la llevaba a restaurantes caros con el dinero de sus clientes, quienes se quedaron con obras contratadas sin realizar. Agredió a su exmujer y dejó de pagar las pensiones alimenticias. Finalmente, entró en prisión por violencia de género, pero aprovechando la ley del “sólo sí es sí”, decidió cambiar de sexo y pasar a llamarse María José, alegando que no había cometido un delito de violencia de género al ser ahora una mujer. A sus antiguos empleados, a quienes debía miles de euros, los acusó de discriminación y homofobia, aunque ellos niegan haberle insultado. Sus clientes afectados preparan una demanda en su contra.

Un empleado afirmó que José María le debe un mes de sueldo y lo obligó a firmar un contrato de autónomo. Otra denuncia lo acusa de homofobia y discriminación, debiendo depositar 2.600 euros para enfrentar responsabilidades penales. Ex empleados también mencionan situaciones de precariedad laboral. Los clientes afectados preparan demandas por incumplimiento de obras.

Se mencionan otras estafas realizadas por José María/María José, donde dejó a clientes sin sus reformas y enfrentando demandas injustificadas. Víctimas lo describen como una persona sin escrúpulos.

Leave a Response