Sucesos

Asesinatos de guardias en Barbate: Los perpetradores filmaron el crimen con una cámara GoPro

21views

Los narcos que estaban en la lancha que embistió y mató a dos guardias civiles el 9 de febrero en Barbate (Cádiz) llevaban una cámara GoPro con la que grabaron el ataque, según ha informado el canal de investigación y sucesos de Prensa Ibérica. El piloto de la narcolancha, un ciudadano marroquí llamado Karim, huyó hacia su país esa misma noche y se encuentra oculto allí.

Los guardias civiles Miguel Angel González y David Pérez murieron en el abordaje que les hizo Karim desde su narcolancha, la cual se había refugiado en el puerto de Barbate. Los guardias intentaron detenerlos lanzándose al agua en una modesta zodiac.

Varias grabaciones muestran cómo los narcos se burlaban de los guardias, los acosaban y finalmente, la narcolancha pilotada por Karim les embestía.

Se ha descubierto que los propios asesinos que viajaban en la narcolancha llevaban también una cámara GoPro con la que habrían grabado las burlas y acometidas anteriores al abordaje, así como el asalto a los guardias, con la intención de difundir las imágenes entre grupos de narcos y burlarse de los guardias.

La Guardia Civil está tratando de detener a Karim, un experimentado piloto narco y sobrino de un hombre vinculado al narcotráfico en Ceuta y la Costa del Sol. Se han realizado negociaciones con Marruecos y se espera la colaboración del tío de Karim, apodado Pus Pus, quien posee propiedades en la Costa del Sol, barcos y un yate con base en Puerto Banús.

Dos clanes de narcotraficantes rivales de Pus Pus se han ofrecido a colaborar en la resolución del caso de los dos guardias civiles asesinados.

La narcolancha utilizada en el crimen ya está en poder de los investigadores y está siendo analizada en busca de pruebas y restos de ADN. Se cree que Karim la empleó con otro piloto de su organización para transportar hachís a Huelva en las semanas posteriores al crimen.

El día después del ataque, se detuvieron ocho personas, seis de las cuales aún se encuentran en prisión, incluido Kiko El Cabra, piloto de otra narcolancha que estaba en el muelle de Barbate la noche del doble asesinato. Las pesquisas han descartado que hayan sido ellos los responsables de embestir y matar a los guardias civiles.

Leave a Response