Sucesos

Barcelona Closes 30 Cannabis Clubs and Prepares to Shut Down All Local Establishments

22views

Desde la semana pasada, el Ayuntamiento de Barcelona ha iniciado procedimientos sancionadores contra 30 asociaciones cannábicas en la ciudad, lo que implicaría su cierre por un período que va de seis meses a dos años según la normativa vigente. Las inspecciones realizadas por técnicos de los 10 distritos de la ciudad y agentes de la Guardia Urbana identificaron a estos clubs como los más conflictivos, generando quejas vecinales y evidenciando consumo y posible venta en el lugar.

En la actualidad, hay 212 clubs cannábicos regularizados en Barcelona. Tras una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en 2019, se suspendió el plan especial urbanístico para la ordenación de clubes y asociaciones de consumidores de Cannabis en la ciudad, determinando que invadía una competencia estatal en legislación penal. A pesar de un recurso presentado por el consistorio en 2021, la decisión judicial fue firme.

El Ayuntamiento ha iniciado el proceso para adecuar el funcionamiento de estos clubs cannábicos a la normativa actual, ya que no pueden promover, consumir o cultivar estas sustancias según la ley. Para determinar los 30 expedientes de cierre, se consideraron los antecedentes de cada local, como inspecciones previas, quejas recibidas o multas impuestas por incumplimientos. Las clausuras de estos 30 clubs se han notificado esta semana, dando inicio al periodo de alegaciones por parte de los afectados.

El teniente de alcalde de Prevención, Seguridad, Convivencia y Régimen Interior de Barcelona, Albert Batlle, subraya que los clubs cannábicos no tienen cabida en la ciudad y deben cumplir con la normativa vigente. En tres meses, se ordenará el cierre de los establecimientos, a menos que decidan hacerlo voluntariamente antes. La política municipal es continuar con el mismo enfoque en los 182 clubs restantes, cerrándolos si no cumplen con las normas que prohíben el consumo o la promoción. Un tercio de los locales afectados se encuentran entre Ciutat Vella y el Eixample.

En los últimos meses, técnicos municipales y agentes de la Guardia Urbana inspeccionaron 57 clubs cannábicos, lo que condujo a los 30 procedimientos sancionadores de cierre. Pedro Jiménez, subjefe de la División Territorial de la Guardia Urbana de Barcelona, menciona que la presencia de “captadores” ha fortalecido los expedientes de cierre, ya que promueven ilegalmente los clubs entre turistas. Además, la normativa impide la inscripción de no residentes como socios, por lo que la presencia de turistas se considera ilegal.

Además, se identificaron unos 30 clubs cannábicos ilegales en Barcelona, cuyo cierre es más rápido por carecer de licencia. Las quejas vecinales permiten detectarlos, y en el 2022 la Guardia Urbana realizó 223 inspecciones, encontrando que unos 85 clubs incumplían totalmente la normativa.

Leave a Response