Sucesos

Caso impactante de abuso con cinturones y bates de béisbol a cinco hijos que llega a juicio

24views

Palizas a puñetazos, con cinturones y hasta con bates de béisbol y toda clase de insultos durante 18 años. Un padre de familia, de nacionalidad rumana, será juzgado en las próximas semanas por la comisión de cinco posibles delitos de malos tratos habituales sobre sus cinco hijos, dos de ellos menores de edad aún a día de hoy, a los que pegaba y despreciaba de forma constante hasta tal punto que, en una ocasión, llegó a acometer a uno de ellos con un cuchillo. Todo ello consta en un auto del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Gijón.

La situación fue denunciada por una de las hijas del acusado en noviembre de 2022. En esa denuncia se relata el clima de terror que reinaba en la casa del investigado, que también, supuestamente, centraba sus iras sobre su mujer, a la que pegó en numerosas ocasiones. Si bien, en este caso no llegó a plantear ninguna denuncia en contra de su marido. La querella sirvió para abrir, entonces, una larga investigación para tratar de clarificar unos hechos que comenzaron en 2006.

Según consta en el auto, fechado a 14 de febrero de este año, la primera agresión sucedió en 2006 sobre uno de los hijos cuando este contaba con solo cuatro años. Las agresiones sobre este menor y sobre otro de sus hijos eran continuas, llegando incluso a “pegarles con el cinturón hasta que sangraban o se meaban encima”. En 2013, el padre agarró a otro de sus hijos, de dos años, por el pelo y le tiró al suelo. Se describe otra agresión a la hija mayor con “un bate béisbol” y se relata un incidente el día de Año Nuevo de 2014 en el que pegó a otro con un cinto.

En 2016, tras llegar tarde del colegio dos de sus hijos, los golpea con un bate. En 2018, hablando sobre la vida íntima de su hija el acusado se encolerizó, la empezó a arrastrar por el suelo de la cocina y la propinó varios puñetazos. La joven sangró por la nariz y tenía el labio roto. La única vez que alguna de las víctimas acudió a un centro médico en esos 18 años fue entonces.

Hubo más sucesos y más graves. En 2020, acometió a su esposa con un cuchillo que terminó por clavar en una puerta de una habitación donde la mujer se refugió. Antes, la había pegado y obligado a ponerse de rodillas para “darle patadas en la cabeza” y “obligarle a besarle los pies”. En octubre de ese año, su hija llamó a la policía porque, supuestamente, se llevó a dos de sus hijos a comprar droga. Al día siguiente se enfrentó a estos dos con un cuchillo y uno tuvo que poner “un cojín para evitar que apuñalara a su hermano”.

El auto señala que el investigado consumía alcohol y drogas. En las pruebas practicadas, dio positivo en consumo de bebidas alcohólicas y en cocaína. La jueza considera que estos hechos podrían ser constitutivos de cinco delitos de maltrato habitual y mandó abrir juicio oral. La acusación particular representa a los tres hijos mayores de edad de la pareja y pide para el responsable un año de cárcel y una indemnización de 15.000 euros.

Leave a Response