Sucesos

Catalunya busts major drug trafficking network using narco speedboats

33views

El entramado de narcos más potente y capacitado para traficar con hachís en la última década en Cataluña estaba formado por la unión de dos bandas, una establecida en Málaga y otra en Manlleu, especializadas en producir droga, transportarla en narcolanchas, almacenarla en varios locales y casas en Cataluña, y distribuirla hacia Europa. Además, utilizaban medidas de seguridad extremas, incluyendo armas de fuego, para evitar robos de otros narcotraficantes.

Durante la operación contra este entramado criminal que duró 9 meses, se detectaron 19 desembarcos de hachís en la costa catalana, se confiscaron 18 toneladas de hachís (valoradas en 36 millones de euros) y se realizaron 40 detenciones (37 hombres y 3 mujeres), de las cuales 26 están en prisión provisional.

La investigación y operación fueron llevadas a cabo de forma conjunta por los Mossos d’Esquadra y el Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, bajo la tutela del Juzgado de Instrucción número 4 de La Bisbal d’Empordà. La investigación comenzó el 17 de septiembre del año pasado cuando los Mossos localizaron una furgoneta encallada en la arena en la Cala Aiguafreda de Begur, abandonada con 76 fardos que contenían 3 toneladas de hachís.

Los dos bandas de narcotraficantes de hachís más potentes que operaban en Cataluña fueron desarticuladas con esta operación. La banda de Málaga estaba compuesta por 8 personas, mientras que la banda de Manlleu contaba con 24 personas. Juntas coordinaban la recepción, distribución y almacenamiento de la droga en Cataluña.

La característica principal de este entramado criminal era la gran cantidad de armas y municiones incautadas, con personal específico para garantizar la seguridad en los desembarcos. Se confiscaron 5 armas de fuego, incluidas dos de guerra, además de pistolas y escopetas.

En una operación en el litoral del Maresme el pasado 7 de junio, se interceptaron dos desembarcos de hachís en una noche. Un tercer grupo criminal intentó otro desembarco pero fue frustrado por los agentes, lanzando al mar 77 fardos de hachís. Posteriormente, una segunda embarcación del principal entramado criminal investigado fue interceptada con cinco toneladas de hachís.

El 11 de junio, en una operación conjunta con 200 agentes, se detuvieron a 36 personas y se decomisaron 80 kilos de hachís. Los detenidos enfrentan cargos por pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas, y 22 de ellos ingresaron en prisión. La investigación sigue en curso, y no se descartan más detenciones.

Leave a Response