Sucesos

Cinco jóvenes enfrentan una petición de 90 años de cárcel por violación en grupo a dos menores en Mallorca.

32views

Cinco jóvenes se enfrentan a penas que suman 90 años de prisión por violar en manada a dos adolescentes en Cala Rajada, en Mallorca. La Fiscalía sostiene que los procesados metieron a las víctimas, de 15 y 16 años, en un coche y las llevaron a una zona apartada, donde las agredieron sexualmente. Las dos chicas han precisado asistencia psicológica y el ministerio público reclama indemnizaciones de 70.000 euros para ellas. La Audiencia Provincial de Palma celebrará mañana una vista previa del juicio.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 30 de noviembre de 2019. De acuerdo con el relato de la Fiscalía, uno de los sospechosos iba caminando con las dos menores hacia una discoteca cuando aparecieron los otros cuatro encausados en un coche. Los jóvenes metieron por la fuerza a una de las chicas en la parte trasera del turismo y a la otra en el maletero. A la primera la sometieron entonces a tocamientos por todo el cuerpo, pese a que ella les pedía que parasen y les decía que quería salir del automóvil.

Con las dos víctimas a bordo, el coche se dirigió hacia un lugar aislado, detalla la Fiscalía. Allí dos de los acusados intentaron forzar a una de las chicas a que les practicara una felación. Ante su negativa, uno de ellos la agarró, le bajó los pantalones, la apoyó sobre un muro de piedra y la violó, pese a que la menor intentaba zafarse y llegó a morderle en el cuello y la boca para liberarse.

A la otra adolescente la sacaron del maletero y la metieron en los asientos traseros del coche, donde tres de los jóvenes se encerraron con ella. La llevaron hasta otro lugar, donde volvieron a manosearla e intentaron forzarla a mantener relaciones sexuales. No lo consiguieron por la fuerte oposición de la chica.

Agresores y víctima regresaron entonces al lugar donde se encontraban el resto de implicados, donde de nuevo varios de ellos abusaron sexualmente de la chica que permanecía en el coche.

Las dos menores denunciaron lo ocurrido y los cinco acusados fueron detenidos por la Guardia Civil. El juez los dejó en libertad, pero les impuso órdenes de alejamiento de las víctimas como medida cautelar.

Tres delitos

La Fiscalía imputa a los cinco encausados tres delitos de agresión sexual, uno de ellos con penetración. Para uno de los procesados, a los que atribuye su participación en todos los delitos como coautor, reclama 30 años de prisión. Los otros cuatro jóvenes, por su parte, se enfrentan a sendas peticiones de 15 años de reclusión.

El ministerio público detalla que las dos víctimas tuvieron que recibir asistencia psicológica a consecuencia de las agresiones sexuales sufridas. Por ello reclama que los acusados indemnicen con 50.000 euros a una de las perjudicadas y con 20.000 a la otra por los daños morales causados. La sección segunda de la Audiencia ha fijado para mañana una vista previa.

Leave a Response