Sucesos

Desarticulada una red de pederastas en Barcelona que explotaba a una veintena de menores de 16 años reclutados a través de las redes sociales

23views

Una investigación realizada por el Área Central de Cibercrimen de los Mossos d’Esquadra ha logrado desmantelar una red de pederastas que reclutaba menores de 16 años a través de redes sociales para prostituirlos y producir pornografía infantil. Los principales sospechosos, incluido el máximo responsable de la red, están acusados de organizar grupos de WhatsApp con las víctimas para tener sexo en grupo.

Después de dos años de investigación, los agentes han arrestado a 16 hombres que presuntamente participaron en agresiones sexuales a menores en la vivienda del principal investigado en Barcelona. Hasta el momento se han identificado a 11 víctimas, dos chicas y 11 chicos, aunque se está investigando para encontrar a otros 14 menores que aparecen en imágenes teniendo relaciones sexuales con adultos.

Las víctimas, reclutadas a través de redes sociales y aplicaciones de contactos para adultos, mantenían relaciones sexuales en la vivienda de Barcelona con los sospechosos a cambio de dinero, drogas o objetos de valor. Los menores provenían de diferentes contextos sociales, desde entornos estables hasta vulnerables.

Algunas agresiones sexuales fueron grabadas con teléfonos móviles y cámaras ocultas. El principal investigado también está relacionado con la filmación de 250 videos de agresiones sexuales cometidas por él u otros hombres entre 2016 y 2022 en varias ciudades españolas.

Los responsables de la investigación, el inspector Josep Antoni López Garzón y el cabo David López, han destacado que en una conversación entre dos sospechosos se mencionaron 79 agresiones sexuales a menores.

El principal investigado y máximo responsable de la trama, que tenía antecedentes por prostitución de menores en Valencia en 2010, fue detenido dos veces durante la investigación. Además, hay otros 15 hombres detenidos y se está trabajando para identificar a otros 14 hombres que aparecen en las imágenes con los menores.

La investigación se inició a finales de 2021 después de que los Mossos d’Esquadra recibieran una denuncia de una víctima de 12 años que había sido agredida sexualmente junto a otros menores por un mismo hombre entre mayo de 2020 y octubre de 2021.

Se requisaron más de 200 GB de material audiovisual y conversaciones en la vivienda del sospechoso, donde se encontraron 1,300 videos de explotación sexual infantil y se analizaron más de 2,000 conversaciones, seleccionando 120 por su contenido pedófilo.

Los Mossos acusaron al sospechoso de obligar a menores a prostituirse y grabar las agresiones sexuales. El Juzgado de Instrucción número 7 de Barcelona tuteló la segunda fase de la operación ‘Damocles’ para identificar y proteger a las víctimas y detener a los presuntos depredadores sexuales.

A pesar de haber sido detenido anteriormente, el principal sospechoso continuó con las prácticas de pornografía infantil. Organizaba encuentros sexuales entre agresores y menores, aprovechando la vulnerabilidad de algunas víctimas para explotarlas sexualmente.

En una tercera fase de la investigación, se identificaron nuevos implicados en la trama y se detuvieron a otros cinco hombres en Barcelona, Badalona y Mollet del Vallès.

Los investigadores recalcan que el principal sospechoso controlaba la prostitución de menores en su domicilio, realizaba reportajes fotográficos de las víctimas para buscar clientes, y practicaban sexo en grupo sin protección profiláctica. Los depredadores sexuales investigados se aprovechaban de las necesidades económicas o psicosociales de las víctimas para ganarse su confianza.

Además de los delitos de tenencia, distribución y producción de pornografía infantil y prostitución de menores, también se les acusa de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

Leave a Response