Sucesos

Dimisión de regidora de Vox en Mallorca tras denuncia de violencia doméstica

25views

La regidora de Vox del Ayuntamiento de Llucmajor (Mallorca), Juana María Mas Tomás, presentó su dimisión el martes tras ser denunciada por violencia doméstica. Los hechos que propiciaron dicha denuncia ocurrieron la tarde del lunes en el marco de una fiesta de fin de curso. La ruptura entre la pareja se produjo hace unos meses. En la celebración infantil, su expareja apareció acompañada por una tercera persona. En este primer encuentro, Mas y su expareja presuntamente tuvieron una discusión.

Los tres protagonistas de la historia coincidieron horas después en la plaza de s’Arenal. La tercera persona implicada lleva muletas y presuntamente provocó que la concejala tropezara, acto que derivó en un fuerte altercado entre Mas y su expareja que terminó con la agresión por parte de la regidora dimitida. Según fuentes conocedoras de dicha denuncia, agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local intervinieron. La expareja interpuso una denuncia por la agresión de Mas, lo que forzó a la regidora este martes a presentar su dimisión, una renuncia que su partido vistió de “motivos personales”. Así las cosas, el caso está en los juzgados de Palma.

En teoría, el propio equipo de gobierno comunicó el martes que la renuncia de la hasta ahora regidora se trasladaría en el pleno ordinario celebrado ayer, algo que no ocurrió. El pleno fue inédito. De una media de cuatro horas, pasó a durar 12 minutos. La oposición se plantó para mostrar su desacuerdo con las formas del equipo de gobierno y achacó a las prisas y al olvido el hecho de que no se diera cuenta de la dimisión. Pese a anunciarlo en una nota de prensa el martes, la alcaldesa Xisca Lascolas justificó ayer que no se trasladara la dimisión de Mas en el pleno porque «a nivel administrativo todo sucedió muy rápido y se llevará en un pleno extraordinario la semana que viene o la siguiente». De todas formas, cabe recordar que Mas ya ha entregado su acta de regidora. Su sustituto será Juan Manuel Piñeiro.

Sobre esta denuncia por violencia doméstica, la alcaldesa de Llucmajor ha asegurado que «la situación que vivió la señora Mas es un tema suyo y personal que afecta al ámbito familiar, por ello, no puedo hacer declaraciones respecto a este asunto. Sobre su renuncia como regidora del Ayuntamiento ha sido un acto voluntario por su parte y como alcaldesa se me comunicó desde Vox Llucmajor el martes por la mañana».

Desde la oposición, tanto el socialista Jaume Oliver como Alexandro Gaffar, de Llibertat Llucmajor recordaron que en lo que va de legislatura, «doce meses», ya han dimitido tres concejales. «¿Cómo pretende la alcaldesa llevar a cabo cualquier tipo de gestión si cada dos por tres hay un escándalo?», se preguntó Gaffar. De hecho con la dimisión de Mas y la baja del popular Jaume Garau, facturas extrajudiciales urgentes no se pudieron aprobar por la falta de votos del equipo de gobierno. «El PSOE es un grupo responsable, si la alcaldesa nos llama y nos pide ayuda para no perder unas subvenciones, votamos a favor pero si no nos llama, que no cuente con nosotros», avisó Oliver tras el pleno.

Leave a Response