Sucesos

El asesino de Francis confiesa a un amigo dónde había escondido el cadáver después de dos años desaparecido.

28views

Cuando Scottex, el perro de la Unidad Especial de Guías Caninos de la Policía Nacional, alertó a su guía de la presencia de restos biológicos enterrados debajo del suelo de la cocina de una casa de campo en Aldea del Fresno (Madrid), los investigadores supieron que habían resuelto el caso que les había tenido en vilo por más de dos años.

Hasta ese momento, Israel, uno de los dos presuntos asesinos de Francisco de Pablo, un joven de 32 años desaparecido el 21 de marzo de 2022 en el barrio madrileño de Hortaleza, creía que nadie podría llegar hasta el escondite donde, durante dos años y tres meses, había ocultado su cadáver después de matarlo golpeándolo en la cabeza con una barra de hierro, supuestamente por una deuda de 300 euros relacionada con una plantación de marihuana.

Según el sumario, Israel enterró el cuerpo de Francis con la ayuda de su amigo Fernando en una fosa séptica de una casa de campo en Aldea del Fresno, propiedad del padre de uno de ellos. Gracias al Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas de la policía, pudieron recuperar el cuerpo el 6 de junio después de perforar el suelo durante más de dos horas para llegar al escondite camuflado bajo la cocina.

El testigo protegido reveló que Israel ordenó a un pintor destruir el coche en el que transportaron el cadáver para evitar que los restos de sangre u otros vestigios los incriminaran.

Israel confesó ante la policía que asesinó a Francis porque lo tenía amenazado y afirmó que no tuvo otra opción que quitarle la vida. La madre de Francis buscó desesperadamente a su hijo durante más de dos años y medio, llegando incluso a buscar en chabolas de Valdemingómez y la Cañada Real. Finalmente, unos policías llegaron a su casa con una pulsera de plata con el nombre de Francis grabado en ella, que confirmaba sus peores temores.

A pesar de todos los desafíos, la mujer continuó buscando a su hijo con la ayuda de Sos Desaparecidos y su abogado Juan Manuel Medina, manteniendo la esperanza de encontrarlo hasta el final.

Leave a Response