Sucesos

El colapso de Palma ocurrió debido a la sobrecarga causada por una mesa de 12 personas y la aplicación de mortero.

19views

La terraza del Medusa Beach Club de la Playa de Palma, donde el pasado jueves fallecieron cuatro personas y 16 resultaron heridas al derrumbarse, “no tenía licencia”, ha precisado el alcalde de Palma Jaime Martinez este martes en rueda de prensa. Por este motivo toda su actividad estaba considerada “ilegal”. En el momento del desastre había 21 personas en la misma. Al juntar una mesa para 12 jóvenes holandeses y después de aplicar mortero en la parte central, no así en la zona de inicio y del final, la estructura no pudo soportar el exceso de peso y se desplomó.

Jaime Martínez ha precisado en una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Palma que la discoteca tenía licencia de bar musical y el otro inmueble superior tenía el permiso como restaurante. No ocurrió lo mismo con la terraza. “No tenía licencia y el informe de la ITE (Inspección Técnica de Edificios) de 2023 dio un resultado desfavorable”, ha recalcado el primer edil.

De hecho Martínez ha puntualizado que la propiedad del Medusa Beach Club “no había cursado ninguna solicitud para ocuparla”, en alusión a la terraza de dicho establecimiento.

La secuencia del derrumbe, según ha explicado el jefe de Bomberos de Palma Eder García, ha sido “una combinación de sobrepeso y sobrecarga, al haber en la terraza 21 personas”. Este exceso de peso hizo que “se punzonara el forjado por la parte inicial” y se desplomara.

El alcalde de Palma ha insistido en que “las leyes están para cumplirse” y el informe elaborado por los especialistas se remitirá a la Fiscalía y el Consistorio se personará como acusación. Respecto a las denuncias vecinales por la supuesta existencia de otros locales en mal estado en las proximidades del Medusa en la primera línea de la Playa de Palma, Jaime Martínez ha sido contundente: “Si hay denuncia, se actuará”.

Leave a Response