Sucesos

El lucrativo mercado de los bidones de gasolina: el combustible de las narcolanchas.

31views

La Guardia Civil intervino en Chiclana de la Frontera (Cádiz) el pasado viernes una furgoneta con 5.025 litros de gasolina distribuidos en 201 garrafas, describiéndola como “una verdadera bomba de relojería”. Dos días después, el domingo, se interceptaron 35 bidones en una estación de servicio de Jerez, presumiblemente con el mismo destino: las narcolanchas.

Paco Mena, presidente de la Coordinadora Alternativas en el Campo de Gibraltar, afirma que el suministro de combustible es parte esencial de la logística del narcotráfico. A pesar de que las incautaciones de grandes cantidades de combustible destinado al narco no son algo nuevo, la Guardia Civil se ha centrado más en este tema desde la tragedia de Barbate, según Luis Bueno, secretario regional de la AUGC en Cádiz.

Llenar bidones de gasolina resulta rentable, aunque no tanto como se ha llegado a contar. Los petaqueros que viajan en gomitas pueden ganar entre 200 y 500 euros por viaje, mientras que los que van a las estaciones de servicio cobran entre 10 y 20 euros por garrafa.

La actividad de petaqueo no supone un delito penal pero sí una infracción administrativa. Se solicita un cambio en el Código Penal para incluir estas actividades como delito. La Fiscalía General del Estado también sugiere tipificar el transporte y almacenamiento de combustibles líquidos en el narcotráfico.

Desde 2018 hasta 2023 se han intervenido 820.408 litros de gasolina en el marco del Plan Especial para el Campo de Gibraltar. En cuatro meses del año 2024 se han incautado 117.339 litros de carburante en las provincias andaluzas integradas en este despliegue.

En zonas afectadas por el desempleo crónico como Barbate, La Línea, Algeciras y Sanlúcar, el dinero fácil resulta atractivo, incentivando a jóvenes y mayores a participar en el tráfico de drogas. Cada uno cumple su función dentro de la estructura del narcotráfico, enriqueciéndose generosamente.

Leave a Response