Sucesos

El motociclista que firmó una multa de la policía con un dibujo inapropiado y luego se arrepintió

34views

Lo que parecía un desafío testerónico a la autoridad convenientemente viralizado por redes sociales, hasta editado con subtítulos, risas enlatadas y música para captar la atención, fue más bien un coitus interruptus. Muchas personas han recibido desde este martes un vídeo en el que se ve un agente de los Mossos d’Esquadra que multa a un conductor en un control y, al ir a firmar la sanción, dibuja un pene. Toda una irreverencia a la autoridad.

Sin embargo, en esta situación jocosa no es oro todo lo que reluce, aunque en ese caso le pega mejor el refrán dime de lo qué presumes y te diré de lo qué careces. Según ha podido saber este medio, los hechos tuvieron lugar este martes en una carretera próxima a Sant Feliu de Guixols. Los Mossos realizaban un control específico para la circulación de motoristas cuando pararon a uno, el de la firma fálica.

No llevaba un dispositivo llamado “dB Killer” en el tubo de escape que es obligatorio en las motos para reducir el nivel de ruido generado por el motor. Algunos motoristas se lo quitan para hacer más ruido y alcanzar más velocidad. Es el caso del infractor que fue atrapado por los agentes y lo sancionaron. Al comunicarle la multa y tener que firmarla dibujó un pene, tal y como deja constancia un vídeo que luego se ha viralizado.

Pese a esto, la situación acabó de forma muy diferente. El agente informó al infractor que, además de la sanción que debería pagar de forma inmediata, sería denunciado por un delito de desacato a la autoridad. Y es que un falo, por muy mal dibujado que esté, no es una firma válida ante un documento, por mucho que te identifiques con él.

Según fuentes policiales, el motorista rectificó y firmó correctamente. Los Mossos le hicieron pagar la multa en ese momento, ya que era andorrano y en casos de sanciones a extranjeros se les inmoviliza el vehículo hasta que abonen la sanción. Como quería irse en la moto, pagó y como no cometer un delito, rectificó la firma, aunque por redes sociales se viera una situación jocosa muy diferente.

A veces, el tamaño de realidad, más allá de las pantallas, importa y no siempre hay que dejarse llevar por la irreverencia, por muchas limitaciones pictóricas de penes que nos muestren.

Leave a Response