Sucesos

El propietario del Medusa enfrenta hasta nueve años de prisión por el colapso mortal.

24views

El dueño del Medusa Beach Club se enfrenta a una condena máxima de nueve años de prisión, según fuentes jurídicas consultadas. El propietario del negocio en la Platja de Palma, cuya terraza ilegal se derrumbó el 23 de mayo pasado, causando la muerte de cuatro personas, está acusado actualmente de diez delitos de homicidio y lesiones por imprudencia grave. Además, deberá pagar indemnizaciones cercanas al millón de euros en total. El empresario Christian Arnsteiner, austriaco residente en Mallorca desde los años 90, fue arrestado recientemente por la Policía Nacional y fue liberado horas después por orden judicial.

Los delitos de homicidio y lesiones son autónomos, pero las penas por cada uno no se suman, sino que se aplica una condena global. La reforma del Código Penal de 2019 endureció las penas por muertes causadas por imprudencias graves, castigando cualquier negligencia. La condena máxima por homicidio imprudente es de cuatro años de prisión, pero podría llegar a nueve años si el caso es de notoria gravedad.

En este proceso judicial también están en juego indemnizaciones considerables para las víctimas y sus familiares, determinadas por los baremos de accidentes de tráfico. Estas podrían superar el millón de euros en total.

Además, se cuestiona el papel de las administraciones en el proceso, especialmente el Ayuntamiento de Palma, que podría enfrentar responsabilidades por su inacción ante las irregularidades detectadas antes del derrumbe.

Hasta el momento, Christian Arnsteiner es el único imputado por el derrumbe mortal, pero la lista de acusados podría aumentar a medida que avance la investigación. El juez deberá determinar las responsabilidades penales derivadas del uso ilegal de la terraza y las obras realizadas sin licencia que provocaron el colapso de la estructura.

Leave a Response