Sucesos

El propietario del Medusa enfrenta una posible condena de hasta nueve años de prisión por el derrumbe fatal.

23views

El dueño del Medusa Beach Club enfrenta una posible condena de hasta nueve años de prisión, acusado de diez delitos de homicidio y lesiones por imprudencia grave debido al derrumbe de una terraza ilegal que causó la muerte de cuatro personas. El empresario Christian Arnsteiner fue detenido y luego puesto en libertad por orden judicial.

Las condenas por los delitos de homicidio y lesiones no se suman, sino que se aplica una condena global. Una reforma del Código Penal en 2019 endureció las penas por muertes por imprudencia grave, castigando cualquier negligencia.

En juego están grandes indemnizaciones para las víctimas y sus familias, determinadas por los baremos de accidentes de tráfico, que podrían superar el millón de euros en total.

Las indemnizaciones deberían ser cubiertas por la compañía de seguros del Medusa Beach, pero la ilegalidad de la terraza podría generar conflictos legales. El Ayuntamiento de Palma también podría enfrentar responsabilidades por su inacción ante las irregularidades detectadas antes del derrumbe.

Christian Arnsteiner es el único imputado hasta el momento, pero la lista de acusados podría aumentar conforme avance la investigación sobre el uso ilegal de la terraza y las obras realizadas sin licencia que provocaron el colapso de la estructura.

Leave a Response