Sucesos

El sospechoso de empujar a su esposa desde un cuarto piso en el Guinardó, condenado a prisión.

19views

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 4 de Barcelona, en funciones de guardia, dictó prisión provisional comunicada y sin fianza para el hombre detenido por los Mossos d’Esquadra el pasado lunes por presuntamente empujar a N., su pareja, desde el balcón. La víctima cayó desde un cuarto piso y murió instantáneamente. El sospechoso está acusado de los posibles delitos de homicidio, dos delitos de lesiones en el ámbito de violencia contra la mujer y un delito de violencia habitual.

Los investigadores inicialmente consideraron que podía tratarse de un caso de suicidio, ya que no encontraron indicios criminales. Sin embargo, el análisis de varias pruebas encontradas en el balcón de la vivienda de la pareja, así como la autopsia de la víctima, apuntan a un posible homicidio y señalan al sospechoso como el presunto responsable.

Esta es la quinta mujer asesinada por su pareja o expareja en Cataluña en lo que va de año y la número 13 en toda España. La última víctima fue en Esparraguera hace dos semanas.

Varios testigos señalaron que los maltratos eran habituales en la pareja, con gritos y discusiones frecuentes. Por ello, el acusado está imputado por el delito de violencia doméstica habitual. El sospechoso fue detenido medio desnudo después de la muerte de su pareja y los agentes lo encontraron en casa de unos amigos.

Inicialmente, el Juzgado de Instrucción número 16 de Barcelona realizó el levantamiento del cadáver y las primeras investigaciones. Al confirmarse que se trata de un caso de violencia de género, la investigación pasó a un juzgado especializado que ordenó el ingreso en prisión del sospechoso.

En su auto, el juzgado destacó que la pareja llevaba año y medio junta y que la víctima había explicado a alguien que el sospechoso era muy celoso. Además, mencionaron que tanto los Mossos como la Guardia Urbana habían visto a la mujer con heridas y moretones en varias ocasiones, pero ella nunca quiso denunciar. Debido a los signos de violencia previa en el cuerpo de N. y los indicios racionales de una situación de violencia habitual, el juzgado ordenó la prisión provisional del sospechoso.

Leave a Response