Sucesos

El violador de Igualada fue atrapado gracias a una denuncia por daños en un coche

68views

Después de más de dos meses de investigación, la policía se encontraba en un punto muerto tras la brutal agresión a una menor de 16 años que salía de la discoteca Épic de Igualada la noche del 1 de noviembre de 2021. Habían intentado dar caza a un violador que quiso asesinar a la víctima después de atacarla salvajemente. La Unidad Central de Agresiones Sexuales (UCAS) junto con la Unidad de Investigación de la comisaría de Igualada priorizaron el caso por las graves lesiones que sufrió la menor, quien estuvo más de un mes en el hospital y aún sufre secuelas. Lo bautizaron como ‘caso Nit’ y el sospechoso se convirtió en el más buscado de Cataluña.

Después de revisar varias cámaras de seguridad y trazar la ruta de la víctima, solo habían constatado la presencia de una figura vestida de negro y con capucha que la seguía en algunos tramos. Se decidió ampliar el enfoque de las pesquisas y se descubrió que una denuncia de daños en un coche en el mismo polígono podía estar relacionada con el caso.

Con la identificación del sospechoso Brian Raimundo Céspedes Mendieta, se estrechó el cerco y se obtuvieron pruebas que lo incriminaban en el ataque a la menor. Se descubrió que tenía antecedentes por abuso sexual y se le relacionó con el crimen gracias a testimonios y pruebas físicas.

Con todo esto, los investigadores estiman que el acusado atacó a la menor durante 20 minutos y la dejó malherida en un descampado, siendo encontrada por dos camioneros que llamaron a urgencias. Finalmente, fue detenido en su piso, donde se encontraron pruebas incriminatorias como el ADN de la víctima en su chaqueta y una captura de pantalla de Google Maps con indicaciones hasta el lugar del crimen. El caso se cerró con su arresto en abril de 2022.

Leave a Response