Sucesos

La ciencia forense revela que los asesinos de ficción no son como Hannibal Lecter en ‘El Silencio de los Corderos’

26views

Hace 70 años, el semanario ‘El Caso’ triunfaba, y ahora lo hace el ‘true crime’. Aunque ha cambiado el formato de escritura por el audiovisual, la esencia sigue siendo la misma: crímenes, asesinatos, homicidas, violencia y brutalidad nos atraen. La ciencia forense busca determinar las causas y patrones de conducta de los asesinos y homicidas.

El doctor Bernat-N. Tiffon, junto a un grupo de académicos y expertos forenses, analizó 13 casos de asesinos con trastornos de personalidad en su libro ‘MCMI-IV: Disección Forense de la Personalidad Criminal de los Asesinos’. Encontraron que los rasgos más comunes eran la personalidad límite, la irritabilidad, la baja tolerancia a la frustración y la dependencia.

Tiffon destaca que no hallaron los trastornos antisocial y esquizoide, los más habituales en la ficción. Los criminales estudiados eran emocionalmente inestables, dependientes y sumisos.

El estudio concluye que no se pueden establecer perfiles definidos de los asesinos, pero se pueden identificar rasgos de personalidad que los llevan a cometer esos actos. En cuanto a los motivos para matar, se señalan tres: el interés del criminal, un trastorno mental grave o el crimen accidental.

El libro destaca que tanto hombres como mujeres pueden cometer crímenes, con comportamientos diferentes según el género. Los hombres tienden a ser más irritables y agresivos, mientras que las mujeres son más evitativas y tienen menor expresividad emocional.

En resumen, a pesar de la complejidad que vemos en series de ‘true crime’, la mayoría de los casos son resueltos con pruebas sólidas. El crimen perfecto es aquel en el que el autor queda impune por falta de pruebas. Al final, la ciencia forense y otras evidencias son fundamentales para alcanzar una condena cuando se desvirtúa la presunción de inocencia.

Leave a Response