Sucesos

Las perturbadoras últimas horas del policía que decapitó a su esposa en Madrid, con un hacha, una botella de whisky y una escopeta.

31views

La Guardia Civil continúa la búsqueda de la cabeza de Soledad, una mujer de 65 años asesinada y decapitada por su esposo Jorge, ex policía municipal de Soto del Real (Madrid), conocido como Walker por sus compañeros. Los investigadores han encontrado el cuerpo, sangre y varios mechones de pelo de la mujer, así como el tronco de madera donde la apoyó para decapitarla y el hacha con la que lo hizo. Ayer jueves estuvieron buscando en el vertedero de Colmenar Viejo, sin éxito.

Soledad había decidido separarse de su esposo Jorge, padre de su tercer hijo. El hombre no aceptaba su decisión y ella inició los trámites legales. La semana pasada, la mujer de 65 años se fue a Londres a visitar a su hija mayor. Mientras ella estaba en Inglaterra, Jorge recibió un burofax en el que se le comunicaba que “tenía que abandonar la casa” en la que vivían, propiedad de la mujer.

La mujer regresó el 14 de junio a Madrid. Aún no se ha determinado si fue asesinada el sábado o el domingo, pero se puede reconstruir las últimas horas del asesino y su víctima después de que ella regresara a casa. Jorge disparó dos balas del calibre 22 en el corazón de su esposa con una carabina, una de las cuales le causó la muerte.

El crimen tuvo lugar en la planta baja de la casa en Soto del Real (Madrid). Jorge pasó al menos un día con el cadáver en la alfombra de la habitación antes de trasladarlo al garaje y decapitarlo con un hacha.

Pronto, la hermana y la hija de Soledad comenzaron a llamar al teléfono móvil de su madre, que estaba en poder del esposo. Nadie respondió, lo que llevó al asesino a deshacerse de la cabeza de su esposa. Jorge trasladó la cabeza en un coche hacia una zona de monte. Ese mismo fin de semana tuvo acceso a una motocicleta BMW, el coche de su padre y el Audi A3 amarillo de la víctima.

Con el cuerpo de su esposa en el garaje, Jorge subió a la buhardilla con una botella de whisky y una escopeta de caza. Se bebió la botella entera y se disparó en el pecho, sin dejar ninguna nota.

El coche amarillo habría sido utilizado por el esposo para trasladar la cabeza de la víctima. Varios testigos afirmaron haberlo visto conduciendo el coche de Soledad el domingo. Los investigadores están analizando los teléfonos móviles en busca de pistas para encontrar la cabeza de la mujer.

Leave a Response