Sucesos

Otro muerto sin identificar: el narcotráfico vuelve a teñir de luto las aguas de Barbate, cuatro meses después de la tragedia en la Guardia Civil.

21views

Otro muerto por el narcotráfico en el Estrecho. El fallecido, piloto de una lancha Yamaha de 40 caballos con el nombre de “El Abuelo”, tenía entre 25 y 30 años de edad, rasgos magrebíes y no portaba documentación. Junto a un vecino de Barbate con antecedentes delictivos, planeaban desembarcar 113 kilos de hachís en una playa costera.

La embarcación fue avistada por la Guardia Civil de Cádiz en Los Caños de Meca, desencadenando un enfrentamiento en el que el piloto falleció por parada cardiorrespiratoria. El otro ocupante de la lancha fue rescatado y detenido por tráfico de drogas.

La Guardia Civil investigará el caso, mientras que Aduanas se encargará de la investigación sobre tráfico de drogas en el Estrecho. Se estima que un piloto de lancha puede ganar entre 30 y 50 mil euros por viaje, dependiendo del riesgo y la cantidad de droga transportada.

La identidad de la víctima aún no se ha corroborado, y será sometida a pruebas forenses. La lancha pertenecía a un residente de Barbate, testigo de incidentes previos con narcotraficantes en la zona. La actividad narcotraficante se ha extendido a otras localidades de la provincia de Cádiz, así como a Huelva y Sevilla, abasteciendo droga a toda Europa.

Leave a Response