Sucesos

Tener un kalashnikov en casa no es normal

35views

Los Mossos d’Esquadra están investigando a Guillermo C.H. y a otros dos miembros de su familia que huyeron después de disparar contra un grupo de personas en Girona. Utilizaron un subfusil de asalto que causó la muerte de un hombre y una mujer, y dejó heridos a dos menores en la verbena de Sant Joan. La policía amplió la búsqueda ante la posibilidad de que huyeran hacia Francia o Andalucía.

Tras un incidente que derivó en un doble homicidio en el barrio de la Font de la Pólvora, la policía ha blindado la zona. Guillermo, el padre de uno de los niños involucrados en una pelea entre menores, disparó contra la otra familia, matando al padre del otro niño y a su cuñada.

Los Mossos también investigan el origen del subfusil utilizado, así como las actividades relacionadas con el narcotráfico de Guillermo. Se han encontrado plantaciones de marihuana en sus propiedades y se sospecha que estaba armado para protegerse de otros narcotraficantes. Pere Ferrer, director de los Mossos, ha mencionado que la violencia vinculada al narcotráfico ha aumentado en los últimos años.

Las autoridades de Girona están preocupadas por la presencia de armas de guerra en la ciudad y se realizará una Junta de Seguridad Local para abordar el tema. El alcalde Lluc Salellas espera explicaciones sobre el tráfico de armas por parte del ministro del Interior.

Leave a Response