Sucesos

Un nuevo cadáver sin identificar: el narcotráfico vuelve a teñir de luto las costas de Barbate cuatro meses después de la tragedia en la Guardia Civil.

20views

Otro muerto por el narcotráfico en el Estrecho, del otro lado esta vez. El fallecido, piloto de una lancha Yamaha de 40 caballos con el nombre “El Abuelo”, de origen magrebí, entre 25 y 30 años y sin papeles. Junto a un narcotraficante con antecedentes, transportaba 113 kilos de hachís. Pretendían alijar en una playa, pero fueron interceptados por una patrulla de Vigilancia Aduanera de Cádiz.

En el enfrentamiento, la lancha de los narcos chocó con la de la Aduana, provocando la muerte del piloto por parada cardiorrespiratoria. El otro ocupante resultó ileso y fue detenido por delito contra la salud pública. La Guardia Civil de Cádiz investigará el accidente mortal, mientras Aduanas se encargará del caso por tráfico de drogas en el Estrecho.

La identidad de la víctima es desconocida hasta el momento, pero el proceso de autopsia revelará más información. El piloto, que podría haber sido un experimentado traficante de Marruecos, tenía un papel crucial en la organización. Los narcotraficantes tienen roles específicos y sueldo por travesía.

La lancha implicada pertenece a un trabajador de Barbate. Desde la tragedia con los agentes de la Guardia Civil, el ambiente en el pueblo ha cambiado. Las autoridades siguen combatiendo el narcotráfico en la región, incluyendo la operación contra la distribución ilegal de combustible para las narcolanchas. El narco ha extendido sus operaciones a Huelva y Sevilla, surtiendo drogas a toda Europa.

Leave a Response