Sucesos

Who the hell snitched?

22views

Hacía meses que ‘El Yoyas’ estaba escondido en una masía, sin salir a la calle ni asomarse a las ventanas. Los agentes del GRAF de los Mossos d’Esquadra y de la Sección de Localización de Fugitivos lo buscaban sin éxito, hasta que los agentes del GOIT lograron derribar la puerta y lo encontraron dentro, causándole heridas que requirieron atención médica.

Tras ser detenido, ‘El Yoyas’ fue llevado a la cárcel de Brians 1 en Barcelona para cumplir una condena de casi seis años por malos tratos. A pesar de no haber sido delatado, cometió errores que llevaron a su captura.

Durante su periodo de fuga, ‘El Yoyas’ concedió varias entrevistas a medios de comunicación, mostrando arrogancia y pidiendo un indulto. Esto lo convirtió en objetivo de una operación policial llamada Bosque, que culminó con su captura en una masía en La Torre de Claramunt.

A lo largo de la investigación, se descubrió que ‘El Yoyas’ recibía visitas de su padre, de un familiar y de una mujer joven con la que mantenía una relación. A pesar de todas las medidas de seguridad que tomaba para no ser descubierto, finalmente fue encontrado por los policías.

Leave a Response